¿Tienes dudas?
Si necesitas más información o ayuda, contacta con nosotros.
¿Qué es la dependencia?


Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia de España, más conocida como «Ley de Dependencia».

Objetivo: Atender a las personas que, por razones derivadas de la edad, la enfermedad o la discapacidad, requieren apoyos para realizar las actividades básicas de la vida diaria y alcanzar una mayor autonomía personal.

Requisitos:

Se inicia a instancia del socio interesado.
La solicitud se presentará en los Servicios Sociales del Ayuntamiento dónde esté el socio empadronado.

Se exige residir en territorio español y haberlo hecho durante cinco años, de los cuales dos deberán ser inmediatamente anteriores a la fecha de presentación de la solicitud por parte del socio.

Documentación a presentar:

1. Solicitud (reconocimiento de dependencia).
2. Copia de NIF/NIE en vigor del solicitante o del representante, en su caso.
3. Documento/s emitido/s por los Ayuntamientos correspondientes que acrediten la residencia del socio en territorio español durante cinco años, de los cuales, dos deberán ser inmediatamente anteriores a la fecha de presentación de la solicitud, así como el empadronamiento en un municipio de la Comunidad de Autónoma correspondiente en función del lugar de referencia, en la fecha de presentación de la solicitud.
5. Informe de salud del socio, que deberá estar elaborado en modelo normalizado y suscrito por un médico colegiado.
6. Si el socio solicitante es pensionista de gran invalidez, deberá presentar fotocopia del documento que lo acredite.
7. Si el socio solicitante tiene reconocido algún grado de discapacidad, deberá presentar fotocopia del documento que lo acredite.
8. Declaración responsable sobre la capacidad económica y patrimonial del solicitante.
9. Autorización de comprobación, por parte de las Administraciones públicas competentes, de los datos necesarios para la determinación de la capacidad económica y el reconocimiento del derecho a los servicios o prestaciones o, en su defecto, copia de la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Grados de dependencia que reconoce la Ley

Grado I de dependencia moderada

Cuándo la persona necesita ayuda para realizar varias ABVD (Actividades Básicas de la Vida Diaria) al menos una vez al día o tiene necesidades de apoyo intermitente o limitado para su autonomía personal.

Grado II de dependencia severa

Cuando la persona necesita ayuda para realizar varias ABVD (Actividades Básicas de la Vida Diaria) dos o tres veces al día pero no requiere el apoyo permanente de un cuidador, o tiene necesidades de apoyo extenso para su autonomía personal.

Grado III de gran dependencia

Cuando la persona necesita ayuda para realizar varias ABVD (Actividades Básicas de la Vida Diaria) varias veces al día y, por su pérdida total de autonomía física, mental, intelectual o sensorial necesita el apoyo indispensable y continuo de otra persona, o tiene necesidades de apoyo generalizado para su autonomía personal.

El Premio SGAE de Teatro Infantil de la Fundación SGAE ha respaldado mi camino en el teatro para la infancia y la juventud

Itziar PascualGanadora del XVI Premio SGAE de Teatro Infantil 2015