¿Tienes dudas?
Si necesitas más información o ayuda, contacta con nosotros.
¿En función de qué criterios se establecen las tarifas?


​La utilización del repertorio SGAE o extranjero de obras dramáticas o de Gran Derecho posee un régimen de gestión diferente al de las obras audiovisuales o musicales, dado que las obras dramáticas se gestionan bajo mandato, siendo el derecho habiente quien posee el derecho exclusivo para autorizar de forma expresa las condiciones de utilización, lo que conlleva que el importe o tarifa de los derechos de autor por la utilización del repertorio de Gran Derecho es una facultad exclusiva de los derecho habientes .

El tipo de tarifa que se aplica por la comunicación pública de obras dramáticas, suele ser un porcentaje sobre los ingresos de taquilla cuyo importe depende de varios factores: porque se pretende hacer una adaptación de la obra original, en cuyo caso se suele reservar un porcentaje al adaptador; porque la obra requiera de la autorización de terceros con derechos sobre músicas que se pretenden sincronizar; porque concurren otros titulares de obras que se integran en el resultado final…. Es decir, tras un proceso de negociación entre el solicitante de la autorización y los diferentes titulares de la obra, se obtiene una tarifa final que es la que resulta de aplicación a las representaciones de la obra dramática.
Dado que la tarifa se aplica en forma de porcentaje sobre los ingresos de taquilla, se puede dar la circunstancia de que los promotores del evento no establezcan precio de taquilla, no lo declaren o establezcan gratuidades o precios de venta subvencionados o promocionados, lo cual desnaturaliza la tarifa establecida por la autorización del titular debido a que el porcentaje no se aplica sobre una base real del negocio escénico. Por ello, los derecho habientes suelen establecer unas tarifas mínimas por representación, es decir un importe mínimo que garantiza la contraprestación y que prevalece en caso de que el porcentaje sobre el precio de taquilla resulte ser más bajo.
A su vez, dichas tarifas mínimas permiten que SGAE, en su responsabilidad de gestionar el cobro de los derechos, pueda aplicar las mismas cuando no existen hojas de taquilla o no se dispone de información sobre los ingresos de dichas representaciones.
SGAE a través de su Área de Artes Escénicas tramita las autorizaciones sobre obras dramáticas que le son solicitadas con el objetivo de generar una licencia específica por cada obra bajo el mandato de los derecho habientes. Estas licencias regulan las tarifas mencionadas y las condiciones de utilización: territorios, adaptación, exclusividad, idiomas, plazo,… Esta actividad de tramitación de licencias incluye el repertorio propio de SGAE y los repertorios extranjeros de otras sociedades de gestión o Agentes dramáticos, que encargan a SGAE la gestión de los derechos.

El Premio SGAE de Teatro Infantil de la Fundación SGAE ha respaldado mi camino en el teatro para la infancia y la juventud

Itziar PascualGanadora del XVI Premio SGAE de Teatro Infantil 2015