Antonio Banderas: "En estos momentos necesitamos la ayuda de la SGAE"
El malagueño recibió la Medalla de Honor, máxima distinción de la entidad, este domingo en el Teatro del Soho de Málaga, ceremonia que ha podido verse en la gala de los Premios Max de las Artes Escénicas

“Es un referente para nuestros creadores, en especial para los talentos más jóvenes que también tratan de llevar su trabajo fuera de nuestro territorio”, ha destacado Antonio Onetti, presidente de la SGAE

Antonio Banderas recibió este domingo la Medalla de Honor de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) de manos del presidente de la entidad, Antonio Onetti, en un acto privado que tuvo lugar en el Teatro del Soho de Málaga. La ceremonia ha podido verse en el transcurso de la gala de los Premios Max de las Artes Escénicas celebrados hoy, lunes, en el Teatro Cervantes de la ciudad andaluza.

Con la Medalla de Honor, máxima distinción que otorga la entidad, la SGAE agradece a Antonio Banderas “su extraordinaria contribución a la cultura de su tiempo y su valiosa representación del talento artístico español en todo el planeta”.

Tras recoger el galardón, el creador malagueño, socio de la entidad, ha manifestado: “Agradezco a la SGAE, que es una institución que fue creada para velar realmente por los derechos de los trabajadores de este mundo del espectáculo. Y en estos momentos necesitamos su ayuda, porque estamos viviendo en un mundo muy confuso donde todas las cosas están cambiando, donde esos derechos muchas veces se vuelven demasiado difusos. Lo agradezco en mi nombre y en nombre de todo mi equipo”.

Banderas, que ha reconocido que el Teatro del Soho es el proyecto de su vida, -“desde el principio este ha sido un sueño”-,  ha subrayado: “Yo soy un actor por el teatro, no soy un actor por el cine y le estoy súper agradecido al mundo del cine, pero es el teatro el que me hizo actor”. Asimismo, ha recordado que es “una casa abierta no solamente al público sino a la gente joven que quiere encontrar un lugar para desarrollarse como artistas”.

Antonio Onetti ha destacado la carrera artística del malagueño como actor internacional y después como director de cine y empresario teatral: “Es un privilegio para la imagen de nuestro país. Pero, sobre todo, es un referente para nuestros creadores, en especial para los talentos más jóvenes que también tratan de llevar su trabajo fuera de nuestro territorio”.

El presidente de la SGAE ha señalado que estos premios honoríficos “a veces aparecen cuando un artista llega al final de su carrera”, pero en el caso de Banderas ”está en su mejor momento, después de interpretar en ‘Dolor y gloria’ uno de los mejores trabajos de su carrera, inmerso ahora en otro importante rodaje, impulsando en su propio teatro su propio espectáculo, que ha competido en esta edición de los Max, y con tanto cine y tanto teatro por delante”.

Sobre la Medalla de Honor de la SGAE

Desde que fuese instaurada en 1963, la Medalla de Honor de la SGAE ha sido concedida de manera extraordinaria a un número selecto de cincuenta y una personalidades o instituciones destacadas por su contribución universal al ámbito cultural. Se trata de la máxima distinción de la SGAE, y el nombre de Antonio Banderas se suma a una brillante relación en la que también figuran Francisco Ayala, Antonio Buero Vallejo, Marilyn Bergman, Francisco Nieva, José Antonio Labordeta, José Feliciano, Pablo Sorozábal, Cristóbal Halffter o Lina Morgan, entre otros. La más reciente Medalla de Honor de la SGAE fue entregada al músico Pedro Iturralde en 2015.