Vuelve la categoría Mejor Álbum de Música Flamenca a los Latin GRAMMYs®
La SGAE y su Fundación han promovido la inscripción de discos en la categoría para evitar su desaparición

Arcángel fue el último ganador de una categoría cuyos máximos vencedores son Paco de Lucía, Vicente Amigo, Tomatito y Niña Pastori

La 20.a Entrega Anual del Latin GRAMMY® trajo la desagradable sorpresa de la suspensión, por ese año, de la categoría de Mejor Álbum de Música Flamenca. Por primera vez, en sus 20 años de historia, estos prestigiosos galardones de la música en español dejaban fuera al flamenco. ¿Motivo? No se presentaron candidaturas suficientes (se necesita un mínimo de 25), según explicaron los organizadores (La Academia Latina de la Grabación®).

Para evitar que volviera a suceder, Josemi Carmona, coordinador del área de Flamenco, de Fundación SGAE inició esta primavera una campaña para promover las inscripciones de discos de sus socios en esta categoría y hacer oír fuera de nuestras fronteras la tradición del flamenco. Pero también organizó junto al equipo de trabajo de Fundación un completo servicio de información y asesoramiento para aquellos músicos que no tuvieran el respaldo de una compañía discográfica o que quisieran competir con un disco autoeditado. Hoy, la SGAE, a través de su Fundación, puede por fin anunciar que el flamenco vuelve a estar representado en uno de los premios más prestigiosos de la industria musical internacional, superando ya las 25 candidaturas necesarias para mantener la categoría.

En el proceso ha sido también fundamental el apoyo de otras instituciones culturales y agentes sociales, revistas y medios de comunicación especializados en flamenco. Desde SGAE queremos agradecer el compromiso de los artistas, valientes creadores que exponen su trabajo a la crítica y a la opinión pública. A los ganadores del Latin GRAMMY en la categoría Mejor Álbum de Música Flamenca, que han resultado inspiradores con sus obras y sus legados para no permitir más de un año de ausencia de este arte en los premios de la academia: Paco de Lucía, Vicente Amigo, Tomatito, Niña Pastori… ellos son algunos de los grandes nombres que ha dado una categoría que arrancó su andadura en el año 2000 premiando a Camarón y cuyo último premiado fue Arcángel en 2018 por su excelente Al este del cante. Y a todos los que contribuyen a que el Flamenco siga siendo internacional, un valor del que estar orgullosos y presumir más allá de nuestras fronteras.

Hacer visible la marca

El Flamenco –y todo el legado cultural que atesora a su alrededor: terminología y lenguaje, organología, pintura, escultura, danza, literatura, filosofía, antropología, sociología, cine, teatro, diseño, vestuario y complementos…– está considerado patrimonio inmaterial por la UNESCO, cuya incidencia internacional se remonta ya al siglo XIX y goza hoy de implantación en cualquiera de los puntos cardinales, habiéndose convertido en uno de los géneros musicales más apreciados fuera de España.

“De nada sirve presumir del legado del flamenco, mientras no sea reconocido y reconocible en el mercado actual de la música; algo absolutamente necesario para su mantenimiento siendo un género de profesionales que viven por y de su trabajo”, explica José Manuel Gamboa, uno de los máximos expertos de nuestro país. “El flamenco no tiene presencia con nombre ni apellidos en las redes y plataformas que actualmente distribuyen y ofertan la música. Hay que hacer visible la marca “Flamenco”, y para ello es esencial nuestra presencia en los Grammy Latinos. ¿De qué sirve producir discos flamencos si solo quedan para el consumo doméstico? ¡Salgamos YA de nuestro auto-confinamiento!”, exhorta el conocido productor, periodista y músico.