La SGAE facilita el acceso a la pensión de jubilación de los autores
Resuelta la convocatoria de ayudas a los creadores que al final de su vida laboral no puedan acceder a una pensión contributiva de jubilación

El actual régimen de autónomos no se adapta a las necesidades de los creadores. Por lo general, el autor suele ser un profesional autónomo que cotiza a la Seguridad Social de forma intermitente, en función al rumbo de su carrera profesional. La SGAE y su Fundación, conociendo las peculiaridades de la profesión autoral, han puesto en marcha por vez primera una ayuda pionera de cotización a la Seguridad Social.

La ayuda (dotada con un presupuesto inicial de más de 50.000 euros) está destinada a los creadores que al final de su vida laboral no puedan acceder a una pensión contributiva de jubilación y consiste, básicamente,  en que la entidad completa durante 12 meses esa cotización.  A cambio, el autor participa en un programa de representaciones musicales, audiovisuales o teatrales en entidades sociales y sin ánimo de lucro, impartiendo talleres formativos, realizando actuaciones, etcétera.

Ya se ha resuelto la primera convocatoria de estas ayudas. En total, se han asignado 51.120 euros a socios que cumplían los requisitos necesarios (entre otros, tener cotizados más de 14 años a la Seguridad Social). Los beneficiarios (autores con una media de edad en torno a los 63 años y con una dilatada trayectoria profesional a sus espaldas pero sin los años exigidos cotizados) residen en Madrid, Barcelona y País Vasco y proceden del teatro, la música y el audiovisual.

Digna jubilación

Con una dotación de más de 50.000 euros, la entidad abona durante 12 meses la aportación a la SS

“Por lo general, los autores son profesionales por cuenta propia, autónomos que viven del éxito de su obra. Para tener derecho a la pensión es necesario cotizar de forma   regular lo que, por su oficio, muchos no pueden hacer”, explica Carmen Pacheco, directora de Socios de la SGAE.
“Estamos muy orgullosos de esta novedosa iniciativa, que contribuirá a dotar de una pensión de jubilación más digna a profesionales, que de otro modo no podrían obtenerla. Nos alegra haber sido capaces de encontrar la vía legal que nos permita colaborar con autores de gran valía que, al final de su trayectoria profesional, son muy válidos para enseñar su oficio a colectivos que les necesitan”, añade Pacheco.

Duplicadas las ayudas sociales

El presupuesto dedicado por la SGAE a ayudar socialmente a sus socios se ha duplicado desde los 300.000 euros de 2012 a los 600.000 que sumarán en el ejercicio de 2015. Con estas medidas, la entidad trata de paliar las graves circunstancias por las que atraviesan muchos de los profesionales de la creación artística, que al final de su trayectoria profesional se ven perjudicados por la grave crisis económica que ha afectado  especialmente al sector cultural. 

Esta línea de ayudas se enmarca dentro del Área Social y Asistencial de la SGAE y la Fundación SGAE, para dar respuesta a las necesidades de sus socios y contribuir a su bienestar social. Desde dicha área se ofrece información y orientación al socio en situaciones de necesidad; al tiempo que se coordinan  y gestionan ayudas de emergencia social para los autores más desfavorecidos o en una difícil situación económica. Desde este departamento se implementa la colaboración con entidades y organizaciones sin ánimo de lucro.

Ampliar información sobre la iniciativa

Convocatoria de compensación de años cotizados 

Solicitud de convocatoria de compensación de años cotizados

¿Qué es la SGAE?

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) es una entidad privada dedicada a la defensa y gestión colectiva de los derechos de propiedad intelectual de sus más de 114.000 socios.  La misión fundamental de la SGAE es la protección y reparto de la remuneración de los s​ocios por la utilización de sus obras (comunicación pública, reproducción, distribución, transformación y copia privada) y la gestión de licencias entre los clientes para su uso.  

¿Qué es la Fundación SGAE?

La Fundación SGAE nació en 1997 con el objetivo de desarrollar actividades sociales, asistenciales y promocionales para difundir el repertorio de los miembros de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE).   Su principal propósito es contribuir a que la autoría –y, con ella, los autores miembros de la entidad fundadora- experimente cambios positivos en las condiciones en las que tiene lugar, facilitando tanto su desarrollo en el conjunto del sector de la cultura y las industrias culturales como el contacto con el público y la sociedad, así como su presencia más allá de nuestras fronteras.