La SGAE se compromete ante el Ministerio a aplicar directamente la Directiva Europea y la LPI

La entidad de gestión propone adoptar esta medida para adaptarse a la legalidad vigente, tras la no aprobación de la reforma estatutaria por los socios en la Asamblea General

La Sociedad de Autores muestra, en las alegaciones enviadas al Ministerio, la firme voluntad de cambiar el reglamento para implementar el voto electrónico en las elecciones, además de aplicar el reparto de los derechos de 2018 conforme a lo que dicten los tribunales de justicia y la legalidad vigente

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) ha presentado esta semana ante el registro del Ministerio de Cultura un escrito de alegaciones, en respuesta al apercibimiento que amenaza con la intervención de la entidad, en el que expresa su firme compromiso de adaptación a la legalidad vigente. Para ello propone una actuación en los tres puntos en los que basa su apercibimiento el Ministerio de Cultura.

En primer lugar, propone la aplicación directa de la Directiva de la UE y el Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual (TRLPI), sin la intermediación de los Estatutos, para adecuar la entidad a la legalidad, una vez que la Asamblea General de socios no ha aprobado la reforma de los Estatutos presentada por la Junta Directiva. En segundo lugar, la modificación del reglamento para incluir el voto electrónico en los procedimientos electorales. Y, por último, el sometimiento a lo que dicten los tribunales de justicia en lo que respecta al reparto de derechos de 2018.

En virtud de ese triple compromiso, la SGAE ha solicitado al Ministerio de Cultura el archivo del expediente de apercibimiento iniciado el pasado 27 de septiembre de 2018. De forma paralela, la entidad de gestión se compromete a retirar el recurso contencioso-administrativo presentado contra el citado apercibimiento. 

Como alternativa a la no aprobación de la reforma estatutaria por la mayoría de 2/3 requerida, la SGAE explica que “la única salida que resulta posible es aplicar directamente, sin la intermediación de los Estatutos, lo que establecen tanto el TRLPI como la Directiva de la UE 2014/26”. En el citado escrito, subraya que presentará un informe sobre el método y plazos para la aplicación directa de la Directiva. Además, manifiesta su intención de volver a presentar dentro de “un tiempo prudencial” un nuevo proyecto de reforma de los Estatutos.

No obstante, la entidad señala que “la Junta Directiva no tiene responsabilidad alguna sobre la decisión de la Asamblea”. En este sentido, entiende que “ha impulsado la modificación de los Estatutos hasta donde alcanza su competencia”.

Respecto a la solicitud de implantación del voto electrónico para los procesos electorales, la entidad avanza al Ministerio que procederá a realizar los desarrollos reglamentarios que permitan que en el futuro los procedimientos electorales contemplen dicha modalidad de sufragio.

Asimismo, la SGAE expone que la actual Junta Directiva fue elegida legítimamente conforme a los Estatutos anteriores, todavía vigentes a la fecha de convocatoria de las elecciones.  Por tanto, “desde un punto de vista jurídico, este proceso es absolutamente irreprochable”.

En cuanto al reparto de derechos, referidos al uso del repertorio en televisión en 2018, recuerda que está sometida a lo que dicten los tribunales de justicia, puesto que se ha producido una decisión de un Juzgado, pendiente de un eventual recurso de apelación. Al margen de ese reparto, la Asamblea General del pasado 27 de diciembre aprobó la adaptación de las normas de reparto a la futura Ley de Propiedad Intelectual.