Gerardo Rodríguez, nuevo director general de la SGAE
Seguirá asumiendo la dirección económico-financiera de la entidad

Ana Graciani, presidenta de la Fundación SGAE

La Junta Directiva de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) ha nombrado a Gerardo Rodríguez Velarde (Madrid, 1961) nuevo director general de la entidad.

Con esta decisión, la SGAE consolida su confianza en un profesional con largo recorrido en la empresa y en el sector cultural. Rodríguez Velarde, además, seguirá asumiendo la dirección económico-financiera de la entidad, cargo que ocupaba desde el año 2017.

Excelente conocedor del ámbito de los derechos de autor y de la Propiedad Intelectual, entre 1996 y 2007 formó parte del equipo directivo de la Fundación Autor (ahora Fundación SGAE) como director Financiero y de Recursos Humanos; cargo que desempeñó posteriormente, entre 2007 y 2014, en Asociación de Intérpretes y Ejecutantes (AIE).

Rodríguez Velarde es Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Dirección de Asesoría Fiscal por el Instituto de Empresa (IE) y Máster en Auditoría y Contabilidad Financiera por la Universidad Pontificia de Salamanca.

Los objetivos que se ha propuesto el nuevo director general de la SGAE son profundizar en la modernización de la entidad para cumplir con su objeto social marcado por el incremento de la competencia, los nuevos hábitos de consumo y una normativa cada vez más exigente en el sector, y potenciar las actividades de la Fundación SGAE.

Ana Graciani, presidenta de la Fundación SGAE

Asimismo, Ana Graciani es la nueva presidenta de la Fundación SGAE, tal y como decidió el máximo órgano de la entidad en su reunión de ayer, martes. Dramaturga, guionista audiovisual, periodista y productora, la autora castellana-manchega afincada en Andalucía es miembro de la Academia de las Artes Escénicas de España y del Comité Organizador de los Premios Max. Graciani se convierte así en la segunda mujer que dirige la institución, después de Inés París.

Miembro de la Junta Directiva de la Asociación Andaluza de Mujeres de los Medios Audiovisuales (AAMMA), la ya presidenta de la Fundación SGAE es una firme defensora de la igualdad de género en el sector cultural.

Ana Graciani trabajó como periodista en prensa, radio y televisión entre 1992 y 2002. Posteriormente, se dedicó a la gestión y producción de las artes escénicas y desde el año 2008 su actividad profesional se centra en la escritura y la dirección, tanto dramática como audiovisual.

Como dramaturga, cuenta con una amplia trayectoria. Suyas son La carta perdida (en cartel en el Teatro Lara de Madrid desde 2016), La ventana abierta, ¡Quiero ser mayor! y La Boda (I Laboratorio de Escritura Teatral de Fundación SGAE), obras que también ha dirigido; y El Día del Padre (con más de 200 representaciones en España), dirigida por Gabriel Olivares y Compadres para siempre, de Alfonso Sánchez. Asimismo, ha sido autora de las adaptaciones de Patente de corso, de Arturo Pérez Reverte, dirigida por Alfonso Sánchez, El Enfermo Imaginario, de Molière, dirigida por Gabriel Olivares; y El asesino de la regañá, de Julio Muñoz Gijón, dirigida por Antonio Campos, estrenada el pasado mes de mayo.

En televisión, ha firmado el guión de las películas Ciudadano Villanueva, de Francisco Pinteño; y La soledad del triunfo, y La rueda, de Álvaro de Armiñán, y también ha trabajado como guionista en series como Perdóname, señor y Entreolivos. Y en el cine, destaca uno de sus últimos trabajos como coguionista de El mundo es suyo, de Alfonso Sánchez y Alberto López, y como guionista de La comedia para toda la muerte, película de Alfonso Sánchez cuyo rodaje comenzará en enero del próximo 2019.