Jóvenes bailarines e intérpretes malagueños participan en el casting de los XXIII Premios Max 24/jun/2020

Un momento de una de las audiciones, donde han participado más de sesenta jóvenes hoy en el Echegaray de Málaga.

65 aspirantes se postulan en una audición ante los directores de la gala, Joaquín Casanova y Elisa Ramos, fundadores de la cía. La Maquiné, en lo que para muchos de ellos será su debut sobre las tablas

La ceremonia de entrega de estos galardones, organizados por la Fundación SGAE, se celebrará en el Teatro Cervantes de Málaga el 7 de septiembre

Los XXIII Premios Max de las Artes Escénicas, organizados por la Fundación SGAE en colaboración con el Ayuntamiento de Málaga y el Teatro Cervantes, han vivido hoy miércoles una jornada de casting abierta a jóvenes estudiantes de la Escuela Superior de Arte Dramático – ESAD- y del Conservatorio Superior de Danza Ángel Pericet de Málaga que se ha celebrado en el Teatro Echegaray de la misma ciudad.

Respetando todos los protocolos sanitarios exigidos por las autoridades, los aspirantes intervienen unos minutos ante los directores de la gala con la esperanza de conseguir participar y vivir junto a reconocidos profesionales del teatro y la danza estos reconocimientos, los más representativos del mundo del teatro y la danza en el panorama estatal que acogerá, inicialmente, el Teatro Cervantes el próximo 7 de septiembre.

Joaquín Casanova y Elisa Ramos, fundadores de la compañía granadina La Maquiné, son los directores artísticos de esta edición de los Max y están al frente hoy de estas audiciones, ideadas para que algo más de una veintena de jóvenes estudiantes, que dan sus primeros pasos en el mundo del teatro, el baile y la interpretación, puedan tener la experiencia de formar parte de este evento en torno a la profesión escénica. Citados desde primera hora de la mañana, y de cinco en cinco cada cuarto de hora, han vivido una jornada encaminada a poder formar parte de la gran fiesta de las Artes Escénicas.

“El arte de escuchar”, lema de los XXIII Premios Max

El lema de esta edición pivotará sobre el arte de escuchar: “La gala será una reflexión de la sociedad en donde vivimos, contaminada por el ruido, la tecnología y estímulos que nos bombardean constantemente y nos desvían de una escucha más enriquecedora”, exponen los directores. Una reflexión sobre el silencio, tanto exterior como interior, ya “en peligro de extinción”.


Imagen de los directores de la gala Max 2020, Joaquín Casanova y Elisa Ramos, de La Maquiné, este mediodía.

Así, el escenario del Teatro Cervantes se convertirá en un lugar para la escucha, el espacio ideal para desarrollar este concepto, según La Maquiné: “El teatro es un ritual en donde el público tiene la oportunidad de disfrutar con todos los sentidos. En la gala queremos provocar un ambiente y atmósfera íntima donde se genere un diálogo entre los artistas, los invitados y el espectador, apostando más por la emoción que por el entretenimiento”. Para lo que contarán con la ayuda de los estudiantes que hoy pasen este proceso de casting. Todo ello en una gala llena de carácter y autenticidad, con un marcado lenguaje plástico, gestual y musical, sello del original motor de creación de La Maquiné.

Por primera vez, en el Teatro Cervantes de Málaga

Esta es la primera vez que la ceremonia de los Premios Max, galardones de carácter itinerante, recala en Málaga. Coincidiendo con el 150 aniversario del Teatro Cervantes, símbolo de la cultura teatral de la capital malagueña, La Maquiné pretende aprovechar este emplazamiento para mostrar “una visión global de Andalucía, que por naturaleza es plural y multicultural”. La compañía, especializada en teatro familiar, mantiene que se alejará de los tópicos “pero no de nuestras raíces”.

El carácter itinerante de los Premios Max los ha llevado a lo largo de sus 23 ediciones por diferentes teatros de la geografía española. Con esta son ya cinco las ocasiones en que estos reconocimientos a los profesionales del teatro y la danza eligen Andalucía (en 2000 en el Teatro de la Maestranza de Sevilla, en 2008 en el Teatro Lope de Vega de la misma ciudad, en 2011 en el Gran Teatro de Córdoba, y en 2018 en el Cartuja Center CITE de Sevilla).

Tres premios especiales y 19 categorías a concurso

Organizados por la Fundación SGAE, los galardones de artes escénicas más prestigiosos del ámbito nacional celebran 24 años manteniendo sus 19 categorías a concurso y tres premios especiales: Premio Max de Honor, que distinguirá la trayectoria de una persona por su aportación, entrega y defensa de las Artes Escénicas, el Premio Max Aficionado o de Carácter social, que engloba proyectos a favor de la integración y la proyección social y a compañías aficionadas con una sobresaliente contribución a las Artes Escénicas y que ha recaído en la Escuela Municipal de Teatro ‘Ricardo Iniesta’ de Úbeda, y el Premio Max del Público, que se concederá al espectáculo que haya obtenido el mayor número de votos del público a través de la aplicación online #VotaMax.

En los últimos años, los Premios Max de las Artes Escénicas se han consolidado como los referentes del sector, alcanzando cada vez un mayor número de seguidores y despertando el interés de compañías de todo tipo y de todo el territorio nacional. En esta edición, se han inscrito 386 espectáculos, de los cuales 35 han llegado a su última fase, congregando un total de 60 finalistas.

Acerca de los Premios Max

Organizados por la Fundación SGAE desde 1998, los Premios Max, cuyo galardón está diseñado por el poeta y artista plástico Joan Brossa (Barcelona-1919/1999), impulsor de uno de los colectivos renovadores del arte español de posguerra, se han consolidado a lo largo de estos años como el reconocimiento más amplio en el ámbito de las artes escénicas en el estado español.

El comité organizador de la XXIII edición de los Premios Max de las Artes Escénicas está compuesto por profesionales de reconocido prestigio del campo de las Artes Escénicas. En esta edición, el comité está integrado por el dramaturgo y director Juan Luis Mira, director institucional de Artes Escénicas de la Fundación SGAE; Óscar Castaño ‘Garbitxu’, dramaturgo, director y presidente del Comité Territorial de SGAE en Euskadi; Paloma Pedrero, dramaturga y directora; los miembros del Colegio de Gran Derecho de la SGAE Eduardo Galán, dramaturgo y productor, así como la dramaturga y directora Yolanda García Serrano; el dramaturgo y director Alfonso Zurro y el coreógrafo y bailarín Daniel Doña.