La SGAE ofrece a las administraciones su colaboración para paliar los efectos económicos de la crisis del coronavirus en autores y editores 13/mar/2020
La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) se ha dirigido a Presidencia del Gobierno, los ministerios de Cultura y Deportes, Asuntos Económicos, Industria y Turismo y Comercio, así como, entre otros, a los ayuntamientos más afectados por la crisis del coronavirus.

En la misiva, firmada por su presidenta, Pilar Jurado,  la SGAE se pone a disposición de los órganos competentes para concretar y articular dichas medidas y adecuarlas al ámbito autoral a la mayor urgencia posible.

Las industrias culturales en su conjunto suponen más del 3 por ciento del PIB español.

La SGAE, como entidad de gestión de derechos de más de 130.000 autores y editores, se ha puesto en contacto con las diferentes administraciones públicas para ofrecer su “conocimiento técnico y capacidad de interlocución en la concreción y articulación de medidas y su adecuación al ámbito autoral”.

El objetivo es poder paliar, en la medida lo posible y con la mayor urgencia, los efectos económicos de la crisis del coronavirus en los autores musicales, audiovisuales, dramáticos y coreográficos, así como en los editores musicales.

En el texto se recuerda que autores y editores “están experimentando ya las graves consecuencias de la crisis global del coronavirus, con el cierre de teatros, salas de concierto, discotecas, locales y cancelación de todos los eventos” y que, “por su propia actividad, tienen ingresos discontinuos, enormemente sensibles a la coyuntura económica”.

La crisis del coronavirus supone un impacto “directo en las industrias culturales, que representan en su conjunto más del 3 por ciento de todo el PIB nacional”.

La carta finaliza pidiendo la unidad del sector de la cultura en un momento tan difícil como el actual  y propone a todos los estamentos del sector “cooperar en la búsqueda de soluciones que permitan proteger a nuestros creadores y su actividad tanto a corto como a medio y largo plazo, por su valor económico y estratégico para nuestro país”.