Fallece el compositor catalán Joan Guinjoan 02/ene/2019
Autor y director de orquesta, el músico es una obligada referencia en la música catalana de la segunda mitad del siglo XX

Consejero de honor de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE)

En 2004, le fue otorgado el V Premio Iberoamericano de la Música Tomás Luis de Vitoria

El compositor Joan Guinjoan (Riudoms, Baix Camp, 1931) ha fallecido a los 87 años de edad en su localidad natal ayer, 1 de enero, según ha informado la Generalitat de Cataluña en su perfil de Twitter. Destacado miembro de la denominada Generación del 51, el autor y director de orquesta es una obligada referencia en la música catalana de la segunda mitad del siglo XX.

En 2001, con motivo de su 70 aniversario, la SGAE le hizo “dos grandes regalos”, según sus propias palabras. La entidad editó el libro Joan Guinjoan, testimonio de un músico (coordinado por el crítico musical José Luis García del Busto) y publicó un disco compacto con su obra (grabado por la Orquestra Simfònica de Barcelona i Nacional de Catalunya (OBC), bajo la dirección de Edmon Colomer).

En 2004, recibió un gran reconocimiento a su trayectoria musical cuando le fue otorgado el V Premio Iberoamericano de la Música Tomás Luis de Vitoria. Considerado “el Cervantes de la música culta”, es el galardón más importantes para autores vivos en el ámbito hispanoamericano y lusófono, tanto por la categoría del jurado que lo designa como por su dotación económica (75.000 euros).

Guinjoan: un personaje brillante

Destacado miembro de la denominada Generación del 51, Joan Guinjoan Gispert (Riudoms, Tarragona, 1931) es obligada referencia en la música catalana de la segunda mitad del siglo XX hasta la actualidad. Destaca en este autor su importante carrera de pianista, que le llevó a realizar docenas de actuaciones por toda Europa, lo que consolidó su trayectoria como una de las más brillantes de entre los compositores españoles de su tiempo.

En una primera etapa, Guinjoan se volcó con el dodecafonismo y el serialismo, mientras que su segunda época está marcada por el grafismo y la música flexible que, junto al timbre y el ritmo, serían características perennes de su lenguaje. El periodo de consolidación llega con la ópera Gaudí (1989-1991), en la que la originalidad y el desarrollo de su lenguaje se encuentran en uno de los puntos más elevados de su carrera.

Desde la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) expresamos públicamente nuestras condolencias por el fallecimiento de este músico inigualable, consejero de honor de nuestra entidad y miembro de su Junta Directiva en 2001. Guinjoan deja una obra sinfónica clave para las generaciones venideras.

¡Un placer haberte disfrutado tantos años, Joan! Tu música permanece con nosotros.